My Story Continues

08-20-2019Fr. Bob's Weekly ReflectionFather Robert Fambrini, S.J.

After completing 12 years of Jesuit formation, I was ordained in 1979 by Bishop Francis Quinn, auxiliary of San Francisco, who ordained me and five others at St. Mary’s Cathedral in San Francisco. That summer I was here at SFX for about two weeks and it was here I celebrated my first English wedding. Does anyone know if Eli Enriquez & Denise Javinelli are still married?

My life as a Jesuit (I often describe myself as an “off-the-rack” Jesuit; unlike most Jesuits, I have no extra degrees, no additional letters after the “S.J.”) began with a perfect assignment -- as pastor to a tiny Mexican parish in Santa Ana, California, Our Lady of Guadalupe. How Spanish-speaking was it? There was only one scheduled English Mass a week!

I found the parishioners there to be so loving and caring that I commented to my family and friends that I could spend the rest of my life there and all my needs would be taken care of.

But, alas, I was only there for three years. In my second year a new pastor came to the parish. He was someone I did not know and we worked well together for the first year. After that, things began to fall apart. When the provincial came for his annual visitation, I knew that his plan was to transfer me to another parish.

I was very disappointed but with prayer and good spiritual direction I left the parish in peace. The memories I have of Our Lady of Guadalupe last to this day and I am greatly appreciative of the love and guidance I received from the faithful parishioners there.

Unfortunately, it was at the time of my transfer that my father was diagnosed with prostate cancer.

More to follow next week.....

Please continue to keep the words of the Gospel close to your heart: Luke 13:22-30.

Mi historia continúa

Después de completar 12 años de formación jesuita, fui ordenado en 1979 por el obispo Francis Quinn, auxiliar de San Francisco, quien me ordenó a mí y a otras cinco personas en la Catedral de Santa María en San Francisco. Ese verano estuve aquí en SFX por dos semanas y fue aquí donde celebré mi primera boda en inglés. ¿Alguien sabe si Eli Enríquez y Denise Javinelli todavía están casados?

Mi vida como jesuita (a menudo me describo a mí mismo como un jesuita “fuera de lo común "; a diferencia de la mayoría de los jesuitas, no tengo títulos adicionales, ni letras adicionales después del "SJ") comenzó con una asignación perfecta: como pastor de Una pequeña parroquia mexicana en Santa Ana, California, Nuestra Señora de Guadalupe. ¿Qué tan hispanohablante era? ¡Solo había una misa de inglés programada por semana!

Encontré a los feligreses allí tan cariñosos y afectuosos que les comenté a mi familia y amigos que podría pasar el resto de mi vida allí y que todas mis necesidades serían atendidas.

Pero, por desgracia, solo estuve allí durante tres años. En mi segundo año, un nuevo pastor vino a la parroquia. Era alguien que no conocía y juntos trabajamos bien durante el primer año. Después de eso, las cosas comenzaron a desmoronarse. Cuando el provincial vino para su visita anual, supe que su plan era transferirme a otra parroquia.

Estaba muy decepcionado, pero con oración y buena dirección espiritual, salí de la parroquia en paz. Los recuerdos que tengo de Nuestra Señora de Guadalupe duran hasta el día de hoy y aprecio mucho el amor y la orientación que recibí de los fieles feligreses.

Desafortunadamente, fue en el momento de mi transferencia que mi padre fue diagnosticado con cáncer de próstata.

Más a continuacion la próxima semana .....

Por favor, mantenga las palabras del Evangelio de esta semana cerca de su corazón: Lucas 13: 22-30.

BACK TO LIST